retro.gif (2827 bytes)

DESCRIPCIÓN
USO DIDÁCTICO
VENTAJAS E INCONVENIENTES

CÓMO MANEJAR EL RETROPROYECTOR

CONSEJOS PRÁCTICOS

Descripción

El retroproyector es un instrumento fácil de manejar que permite un intercambio de información entre el formador y los alumnos. Posee una fuente luminosa que transmite la luz a través de un material retroproyectable, reflejando su imagen en la pantalla.

Este medio permite:

Superposición de transparencias

La utilización de esta técnica permite dividir procesos, ideas, problemas complejos, etc., en sus componentes y presentarlos en una secuencia lógica de varias transparencias.

Consiste en diseñar y proyectar una transparencia primera que contenga la información inicial; a esta transparencia base se le van añadiendo otras en la medida que avanza la exposición, cada una de ellas con nueva información.

Como recomendación apuntamos que el número de transparencias no debe exceder de cinco, porque disminuye la nitidez de las imágenes.

Uso didáctico

Ayuda al formador en la preparación de la clase mediante la ordenación y enumeración de los contenidos que quiere desarrollar.

Al igual que la pizarra, su función principal es la de reforzar las explicaciones verbales del formador y favorecer la participación activa de los alumnos aumentado la interacción entre el formador y el auditorio.

El retroproyector permite la proyección de distintos materiales, tales como:

Ventajas e inconvenientes

Ventajas

Inconvenientes

Cómo manejar el Retroproyector

Encendido:

Coloque el retroproyector en un lugar apropiado frente a la pantalla y enchúfelo.
Coloque primero el material sobre la base de proyección y luego encienda el aparato.

La lente:

Ajuste el espejo superior a fin de dirigir la luz hacia la pantalla; se acerca o se aleja el aparato de la pantalla a fin de ofrecer un tamaño de imagen satisfactorio.

El enfoque:

Ajuste la manilla de enfoque hasta que en el cuadro aparezca la imagen bien definida.

Algunos consejos prácticos