apart3.gif (1293 bytes)

3.1. CANALES Y CONTACTOS
3.2. TÉCNICAS DE BÚSQUEDA DE EMPLEO
3.3. TRABAJO POR CUENTA PROPIA

EL TRABAJO POR CUENTA PROPIA

Hoy día ser empresario no es fácil y los comienzos menos. Es un reto apasionante y una posibilidad que ha aprovechado un importante numero de personas, pero los que lo han logrado han tenido en cuenta consciente o inconscientemente los requisito que hemos nombrado y que resumimos como punto de partida en dos:

Conocimientos

Al hablar de conocimientos nos referimos a lo que hay que tener en cuenta para que nuestro nuevo trabajo nos dure. Lo primero será tener una idea que ilusione, después ver la forma jurídica que daremos al proyecto, y por último, y lo veremos al final de forma práctica, hacer un plan de recursos económicos y viabilidad de la empresa.

La idea

Debe ser adecuada a un tiempo y un lugar concreto. Así antes de emprender nuestra empresa debemos preguntarnos de modo realista tres cosas:

Si las tres respuestas han sido afirmativas, sigue atento las recomendaciones de esta unidad.

La figura jurídica

Con ello nos referimos a la cobertura legal que tenemos que darle al proyecto. De este modo haremos una primera distinción entre:

Empresario Individual

Es también llamado trabajador autónomo o profesional liberal, es una figura adecuada para pequeños negocios o empresas, que no necesitan de grandes aportaciones económicas, y por tanto lo puede hacer una persona sola, sin necesidad de socios, reviste una gran simplicidad.

En el lado malo, tiene poco potencial de crecimiento, la responsabilidad del empresario es ilimitada, al responder absolutamente de la marcha de la empresa y además suele ser la más cara en el campo de los impuestos, al estar casi todos en la modalidad de Módulos en Hacienda.

Sociedades Mercantiles

Son figuras jurídicas más complejas, con obligaciones de tipo "burocrático" que un empresario medio no es capaz de atender por sí mismo, como una contabilidad o declaraciones a Hacienda más complejas.

Hay varios tipos de sociedades, pero nos centraremos en aquellas en las que sólo se responde de la marcha del negocio con el capital que hemos decidido aportar desde un principio Así en la legislación española son dos:

Características comunes:

Diferencias

La diferencia fundamental entre una SL y una SA suele ser de tamaño, la SL tiene limitado su capital a un máximo de 50.000.000 de ptas., para crecer por encima de eso debe convertirse en una SA.

Problemas

El principal problema que suele surgir en las sociedades, fuera del ámbito puramente económico, son las relaciones entre socios, por eso, especialmente en las sociedades pequeñas o en las que trabajan varios socios directamente, es muy importante la elección de éstos, puede ser mejor rechazar una aportación económica o enfadarse con un conocido que quiera entrar que sufrir continuas crisis por desavenencias entre los socios.

Empresas de Economía Social.

En la Economía Social los términos económicos y el proceso de constitución son muy parecidos a las sociedades mercantiles, pero existe una serie de diferencias centradas en su apellido de "social", lo que le confiere unas características peculiares:

Tipos

Podemos encontrar dos tipos dentro de la categoría "Economía Social":

Sociedad Anónima Laboral (SAL)

Los trabajadores en esta modalidad deben tener al menos el 51% de las acciones, con un mínimo de cuatro socios de los que ninguno puede tener mas de un 25% de las acciones. Puede contratar trabajadores no socios entre un 15 y un 25% del total según tamaño. Todos los beneficios van a un fondo de reserva. Esta figura apareció para reflotar empresas en crisis con el apoyo de los trabajadores y tiene una ventaja en su financiación, es que el 49% de capital puede aportarlo un socio público o privado.

Cooperativa

Hay varios modelos de cooperativas según el segmento de población, la actividad, etc, es la forma de economía social más difundida, la constituye un grupo de socios sobre una base de gestión igualitaria, igual capital para todos, una persona un voto, igual trabajo, y si se creen que todos deben hacer lo mismo. En la cooperativa, como en cualquier empresa, hay una base económica; se debe de cobrar en función del trabajo realizado, o la idea igualitaria llevada al extremo provocará el fracaso de la empresa.

El dinero

La disponibilidad del dinero para llevar a cabo nuestro proyecto es objeto de una división entre tres vías que pueden ser complementarias:

Recursos propios

No hay más que hablar, o la persona, o los socios, o un familiar tiene el dinero y lo pone.

Subvenciones

En contra de lo que puede parecer, son más escasas, más difíciles de conseguir y tardan más de lo que se piensa. También hay que tener en cuenta que son cambiantes y algunas con plazos de solicitud limitados. Pero está claro que a pesar de estas dificultades, no es cuestión de despreciarlas. Las cuantías que se atribuyen a estas ayudas dependerán de la modalidad de trabajo por cuenta propia nos hayamos adscrito. Así, para:

Cooperativas y SAL

Dentro de las mayores ayudas dadas a Cooperativas y SAL está el Pago Unico del desempleo, que lo concede el INEM, supone el cobro adelantado de todo el desempleo pendiente de recibir por parte de los futuros socios para meterlo en la empresa. Hay que solicitarlo antes de entrar a formar parte de la empresa .

Sociedades Mercantiles

Para las Sociedades Mercantiles no existen habitualmente subvenciones a fondo perdido, de vez en cuando se aprueban bonificaciones fiscales o a la contratación de trabajadores a los que habrá que estar atentos por ser limitadas en el tiempo.

Autónomos y Empresas Sociales

Para Autónomos y Empresas Sociales existen algunas subvenciones, señalamos la denominada Renta de Subsistencia, consistente en un sólo pago de una cantidad a fondo perdido, así como ayudas al asesoramiento técnico, ambas responsabilidad de la Consejería de Trabajo y AASS de la Junta de Andalucía, tienen una convocatoria anual y unos plazos determinados. Dentro de esta Consejería se encuentran las ayudas a formación que financian los proyectos de formación ocupacional.

Hay que tener en cuenta que todas estas subvenciones están potenciadas en el caso de autoempleo para mujeres y sería conveniente que las alumnas visitaran algún centro de información de mujeres. También existen otra ventajas por edad, emigrante retornados, etc.

Dinero a crédito

Nos referimos con ello a los prestamos ya conocidos, éstos pueden ser subvencionados, generalmente a través del Instituto de Fomento de Andalucía, disminuyendo así la cuantía de los intereses. También pueden ser libres, de cualquier modo, los tiene que conceder previamente una entidad de crédito, bien concertada en el caso de ser subvencionados, o cualquiera en el caso de ser libres. Podemos encontrar distintas modalidades del mismo:

El aval

Nos referimos con ello a la garantía necesaria para que una entidad nos conceda un préstamo, sin lo cual ni hay subvención de intereses, ni dinero. El aval para conseguir un préstamo es un problema difícil y aunque existen algunas ayudas del IFA (Instituto de Fomento de Andalucía), no son siempre satisfactorias.

Leasing

Dentro de las financiaciones está el modelo del Leasing, apto para financiar bienes de equipo y maquinarias sin tocar otras líneas de crédito, consistente en resumen en el alquiler con opción de compra de estos productos.

La Franquicia

En ella se entra directamente en un negocio estudiado, con unos planes de viabilidad realizados y ya puesto en marcha, normalmente del campo de los servicios, restaurantes y comercios. El franquiciado debe de poner un local, un aval y unos compromisos de venta y entregar una parte de las mismas a la empresa franquiciadora, a cambio entra en un proceso en marcha. En el lado negativo se está muy controlado por la empresa y normalmente se necesita una inversión inicial y depositar un aval importante.