curri.gif (2476 bytes)

EL curriculum es el historial de la vida, el historial profesional del candidato y el primer contacto importante que se va a establecer entre éste y el empleador. Debe ser redactado pensando en las características exigidas para ocupar el puesto de trabajo al que se concurre, por lo que cada curriculum debe ser redactado a la medida, no siendo recomendable el envío de ejemplares confeccionados sin esta perspectiva. Ha de ser redactado en positivo, brevemente y bien estructurado, buscando transmitir la máxima información un espacio reducido, por lo que habrá que suprimir cualquier frase superficial y cualquier repetición.

La información que debe ofrecerse es:

Datos personales

Nombre y dos apellidos, fecha de nacimiento, domicilio y teléfono de contacto (además, si no vas a estar en casa habitualmente, indica algún otro para que puedan localizarte en tu ausencia), y el D.N.I.

Hay que tener cuidado en poner otros datos personales que no le soliciten (estado civil, servicio militar, hijos, etc.), que puedan en algún momento hacer dudar a la persona que lee el curriculum; no olvidemos que el objetivo del curriculum es obtener una entrevista personal.

La fotografía no debe adjuntarse si no la piden, pero si es así, se debe poner una de tamaño algo mayor que una foto carnet y menor que una tarjeta de crédito, de calidad aceptable y reciente.

Formación

Respecto a la formación que debe ofrecerse en el curriculum, ésta ha de girar en torno a tres aspectos:

Estudios

Aquí deben incluir los estudios reglados que cursaron ordenados por fechas. Si no se posee experiencia laboral, es aconsejable resaltar las buenas calificaciones obtenidas; sobre todo en el área del puesto solicitado.

Otros estudios

En este apartado se incluye la formación no reglada: cursos monográficos, cursos de formación ocupacional subvencionados por el INEM o por las comunidades autónomas, etc. De entre todos ellos se deben seleccionar tan sólo aquellos cursos, seminarios, etc, que den crédito a su preparación técnica.

Idiomas

Hay que hacer constar las lenguas extranjeras que se conocen, especificando el nivel: leído, hablado y escrito. Se pueden incluir en este apartado estancias y cursos en el extranjero. Si el nivel del sujeto se puede considerar como muy bajo, es mejor no reflejarlo.

Experiencia

La experiencia profesional es un apartado muy importante dentro del curriculum. No hay que olvidar ninguna experiencia práctica, sobre todo en relación con el puesto solicitado. De este modo habría que incluir en este apartado:

Se incluirán en este apartado aquellas experiencias profesionales no relacionadas con el puesto al que optas. También habría que indicar aquellas actividades profesionales no laborales que creas importantes como participación en conferencias, seminarios, congresos..., así como publicaciones, libros etc. Si piden que se incluyan referencias habría que contactar con ellos para pedir su consentimiento, se deben indicar su nombre y apellido, domicilio de trabajo, teléfono y cargo que ostentan.

Otros datos

También se pueden incluir otras informaciones. Si se considera conveniente puede hacerse mención a actividades en asociaciones, o a cargos desempeñados en alguna organización, colaboraciones con ONG, así como aficiones si tienen relación con el puesto de trabajo solicitado. Habría que evitar poner colaboraciones con organizaciones políticas. También es conveniente mostrar la disponibilidad horaria, de residencia, si estaría dispuesto a viajar...

Habría que tener en cuenta:

Habría que evitar:

Y, por último…..

Tipos de Curriculum

Vamos a detallar aquí las distintas formas en las que podemos relacionar esta información, y que dependerá fundamentalmente del perfil, del puesto de trabajo y del contenido de la propia información. De este modo podemos encontrar fundamentalmente tres tipos de curriculum:

Curriculum cronológico

En este caso el orden en el que se relatan los datos comienza desde los más antiguos hasta terminar con los más recientes. Tiene como ventaja el que permite ir viendo la evolución del demandante desde el principio hasta el fin. Es un modelo muy claro y sencillo. Este curriculum es el más acertado si al candidato no le sobra experiencia

Curriculum inverso

Este debe ser contrario al anterior. Empiezas por lo último que hiciste y te vas remontando hasta el comienzo. Permite destacar lo último que hiciste, lo que es muy importante si tiene que ver con el puesto al que aspiras ahora

Curriculum funcional

En este modelo se agrupan las experiencias según las funciones desarrolladas en bloques independientes. Por ejemplo, la experiencia en Marqueting, como camarero de bar, en ventas, etc. Tiene como ventajas el que en seguida se puede comprobar la experiencia o preparación del demandante en un área determinada. Es un modelo idóneo cuando éste tiene grandes lagunas debido a años de desempleo, etc., es la mejor forma de que pasen desapercibidos en el curriculum.

Fases

Las fases en las que se puede dividir el proceso de enseñanza para conseguir la elaboración de un curriculum son:

Introducción

Consiste en una presentación del propio concepto de "curriculum vitae". ¿Qué es?, ¿Para que sirve?, ¿Qué características tiene?, ¿Cuando se utiliza?.

Dicho concepto ha de ir conectado con las necesidades de los alumnos, que en este caso están centrados en la búsqueda de empleo; es por ello por lo que conviene insistir sobre la importancia de la influencia del curriculum en su consecución.

Esta sesión se puede realizar a través de una lección magistral en la que el profesor va exponiendo los distintos conceptos, usando para ello de numerosos ejemplos.

Elaboración libre de un curriculum

Una vez asegurada la comprensión del concepto, reconociendo los alumnos su utilidad, podemos proponer a nuestros alumnos la realización de un curriculum personal.

Es importante dejar al alumno en este momento que desarrolle su creatividad, por lo que no debemos indicar su buena o mala ejecución. Este momento nos puede servir igualmente como medio de evaluación inicial del grupo.

Partes de un curriculum

Utilizando los curriculum elaborados por los alumnos podemos sintetizar las distintas partes que componen dicho instrumento procurando argumentarlas en base a su funcionalidad. Habría que comunicarles la función, la utilidad y la finalidad que cumple cada apartado del currículum para que ellos puedan optar, en cada caso, por consignar los datos que más le convengan; posibilitándoles para realizar sucesivos curriculums adaptados a las futuras circunstancias que encuentren en su proceso de búsqueda de empleo. Así para la realización de esta tercera fase recomendamos una puesta en común por parte de los alumnos, las distintas aportaciones se irán resumiendo en la pizarra y el profesor las comentará incidiendo especialmente en la funcionalidad de las aportaciones.

Cuando la puesta en común haya finalizado los alumnos deberían haber obtenido un esquema parecido a este:

Elaboración guiada de un curriculum

Ya con el esquema asumido, les pediremos que vuelvan a ordenar toda la información contenida en el primer currículum ajustándola al esquema que hemos obtenido. Mientras los alumnos van realizando su curículum procuraremos realizar recomendaciones particulares sobre formas y modos de redacción, sobre experiencias que no han contemplado en el currículum y sobre todo, sobre la valoración de experiencias que poseen haciéndoles ver cómo pueden adquirir otras experiencias de las que carecen.

Además debes insistir a tus alumnos en que cuando participen en alguna experiencia laboral o pseudolaboral pidan siempre algún tipo de documento (diploma, certificado, contrato, etc.) que acredite cuáles han sido sus funciones, el tiempo de participación, su categoría, etc.

Para rematar adecuadamente esta cuarta fase es conveniente disponer de un ordenador con impresora de calidad o en su defecto una máquina de escribir de la mejor calidad posible para que los alumnos se lleven elaborado su curriculum con una presentación adecuada. Es frecuente:

Evolución del curriculum

Cuando cada alumno tenga ya su curriculum realizado introduciremos el concepto de evolución en el currículum. En este sentido debemos hacerles ver cómo hay que ir añadiendo las nuevas experiencias adquiridas y cómo, también, a veces, es preciso quitar algunos de los datos que aparecen en nuestro currículum. Por ejemplo si terminamos el bachillerato ya no es preciso citar que poseemos la EGB.

Variantes de un mismo currículum

Por último introduciremos el concepto de adaptabilidad del currículum haciéndoles ver que para cada oferta de empleo podemos elaborar un currículum distinto potenciando las cualidades requeridas por el ofertante. Para trabajar esta última fase ofreceremos tres o más ofertas de empleo a las que pudiesen aspirar nuestros alumnos y les pediremos que adapten su currículum a cada una de estas ofertas.