Situación 1
Situación 2
Situación 3
Tareas
Glosario Mapa Web


   

LA ELOCUCIÓN

Se le conoce, también, como velocidad de la voz. Para hablar por teléfono hay que hacerlo más lentamente de lo normal, sin caer en el extremo de hablar excesivamente despacio y llegar a impacientar al interlocutor. Hay que pensar que una conversación a una velocidad moderada ahorra repeticiones y evita malas interpretaciones. Si hablamos apresuradamente perdemos sílabas y palabras, provocaremos desconfianza. Si se habla demasiado despacio, separando excesivamente las palabras, los pensamientos perderán sentido y parecerán desligados. El ritmo ideal es de unas 140 palabras por minuto, ya que en persona se habla a 180 palabras por minuto.